Super Cifuentes

Había una vez, en una pequeña isla de paz, un pequeño, gordo y pelado personaje que para paliar su cesantía crónica solía ejercer los más diversos oficios, incluído el de súper héroe que acudía ifsofacto ante el llamado de auxilio del desvalido. Pero los tiempos erán difíciles y la maquina represora se imponía a como de lugar, lo que le significaba a este súper terminar sus aventuras en la sombra de una celda.
Súper Cifuentes ejerció la lucha por la justicia desde las páginas de la revista cultural "La Bicicleta", baluarte de la lucha contra la dictadura de Pinochet (Pinochet, me suena...)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

años que no veia a super cifuentes, mi héroe de infancia.

como se hacía en aquellos años para parar la olla... y encima terminar en cana.

grande HERVI!!!

grande LA BICICLETA!!! (mi profesora de guitarra)

Gregorio Bermudez dijo...

Que tal, yo leia la mancha el terror de las neuronas virgenes, era excelente

PROPAGANDA VULGAR Y SIN FINES DE LUCRO

www.pensamientovulgar.blogspot.com

www.odioelpensamiento.blogspot.com

Voy y vuelvo dijo...

ja! la raja. cuando pendejo mi tio coleccionaba la bicicleta y tenia hasta el especial de supercifuentes, ese de tapa amarilla con un mono el la portada, un monumento al supercifuentes en la rellerta (estara bien escrito?) de matucana. que buenos tiempos...